Conocer para amar... Amar para conservar... Conservar para prosperar... E. Richard 2006

martes, 8 de junio de 2010

La paradoja del mediocre....

En mis conferencias de motivación y liderazgo siempre hablo de la paradoja del mediocre y sistemáticamente mis estudiantes me reclaman que por qué no escribo un libro al respecto.... Bueno gracias por el estímulo, pero creo que no da para tanto. Pero aun así plasmaré esta paradoja que tanto ayuda a entender (no justificar) la crítica gratuita y el daño que causa...

Sólo las personas que hacen, por el sólo hecho de hacer, son susceptibles de equivocarse.... Ergo, cuanto más obras, tareas, (X) etc. hagan, estadísticamente más posibilidades de equivocarse (Y) tendrán también.

Si X, entonces Y

Consecuentemente, la equivocación es una propiedad inherente de las personas productivas. Paradójicamente, las únicas personas que no se equivocan, ni se equivocarán jamás son los inútiles, ya que por su condición inherente de inútiles hace que sea imposible para ellos, equivocarse... Sin embargo, paradójicamente también son los inútiles los que originan la mayor parte de las críticas gratuitas y dañinas, porque es muy difícil hacer una crítica constructiva de lo que jamás se hizo, ni se sabe cómo hacerlo.... Paradójicamente también, si bien los inútiles son los que más critican en forma gratuita, dañina, poco ética, etc. son en sí mismos incriticables ya que por su condición de inútiles no hay nada que pueda criticárseles; excepto claro está, su propia condición de inútiles… Algo que jamás aceptarán.... Los inútiles son los principales responsables de mantener el status quo de las mediocracias. Status que mantienen a través de su crítica venenosa permanente de lo que manifiestamente no saben, de lo que no practicaron….

Esta paradoja se relaciona con el DAC (= derecho a crítica) que dice que el derecho a crítica es algo que se lo gana, no es algo que viene como derecho adquirido de cualquiera, aunque los inútiles piensen lo contrario. El DAC nos dice, por ejemplo, que el que escribe un libro de un tema específico se gana el derecho a crítica (Se convierte en par académico) de otros libros de ese tema. Paradójicamente, el que escribe un libro, el que sufre, disfruta el proceso es quien luego menos critica otros libros y autores... ¿Por qué? Porque sencillamente vivió, sufrió, gozó y literalmente parió el proceso y por tanto conoce y pondera el esfuerzo que ello conlleva, algo que el inútil jamás podrá hacer... Trasladado esto al ámbito profesional, el DAC se traduce en principios éticos, sólo quien está reconocido para ejercer la medicina puede hacerlo y ser juzgado UNICAMENTE por otros médicos pares. La negligencia médica sólo puede ser evaluada por un tribunal de pares, médicos, los que se ganaron el DAC... Por tanto, cuando uno critica desde la tribuna del desconocimiento, comete una falta de ética grave y es un inmoral y por ello, nada más cierto que el dicho que afirma que la crítica hay que tomarla como de quién viene...

Cuando publiqué mi primer libro en Bolivia, antes de la presentación oficial y sin abrir la boca, ya me había ganado varios enemigos... Con un supuesto amigo mantuve el siguiente diálogo: nuestos amigos me dijeron:

. – Quique!!, sé más modesto... publicá tu libro, pero no lo publiques en el periódico....

. - ¿Por qué?

. - Porque mucha gente siente que vos te crees superior porque publicás libros.

. – Ahhh!, o sea que lo correcto es que yo debería ocultar algo de lo cual me siento orgulloso para no herir la fatua susceptibilidad del mediocre? No debería ser que “mis amigos y colegas” tendrían que sentirse orgullosos por mi logro y felicitarme en lugar de mirarme con recelo, envida, etc.??

. - Bueno, lo que pasa es que tus logros afectan la autoestima de muchos compañeros...

.- Mhhh, mejor dejémoslo así... Para hablar de autoestima primero hay que tenerla, no?

.- No entiendo…

.- No importa…

Esto también es un aprendizaje... Muchas veces, demasiados de mis estudiantes sienten gran dolor y frustración cuando son víctimas del ataque de los inútiles frente a hechos productivos, frente a su ópera prima… Para ellos esta reflexión...
En las mediocracias prima la “modestia...”
Porque no hay logros que comentar...
Ni de los cuales sentirse orgulloso y con alta estima
En las mediocracias, los logros ajenos duelen...
Y la sombra que dichos logros proyectan, hiere...
El espíritu del que nunca hizo
y de los que se consuelan con la mediocridad ...
de su propio entorno....
E. Richard, 2006

PD: Si alguno quiere leer más, quiere un libro completo, entonces los derivo al MAESTRO, al Dr. José Ingenieros y su excelente obra, nunca desactualizada: “El hombre mediocre”…
BIBLIOGRAFIA

RICHARD, E. 2006 Investigación científica y soberanía nacional. In: BARRAL ZEGARRA, R. y E. RICHARD. 2006. Educación y constituyente: Autonomías y soberanía. 148 p. Ed. Ayni Ruway. La Paz, Bolivia. ISBN 99905-0-040-5
DOWNLOAD

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada