Conocer para amar... Amar para conservar... Conservar para prosperar... E. Richard 2006

jueves, 17 de junio de 2010

Educación Ambiental son dos palabras...

Es muy obvio, no? Entonces… ¿Por qué el comentario? Bien empecemos por el principio. Si el objetivo primero y último de la docencia es formar seres humanos íntegros (Richard 2004) el proceso formativo integral debe incluir los valores necesarios para actuar responsablemente en la sociedad (sentido de identidad y pertenencia, responsabilidad, ética, etc.) y consecuentemente no habría necesidad de hablar de Educación Ambiental (=EA). Por lo tanto la EA tan de moda ahora, en realidad es como lo afirmo en mis libros (Richard & Contreras 2010) una educación parche y como todos los parches tarde o temprano se pierden y la cañería vuelve a perder. Porque la EA es una educación en valores, pero dichos valores no pueden enseñarse en una asignatura de grado o posgrado, los valores se los practican desde temprano y por tanto deben ser transversales en la educación formal a todo nivel. El problema radica en la paradoja de las transversales (Richard & Contreras 2010) que nos dice que “Nadie puede transversalizar los conocimientos y sobre todo los valores que no posee...” lo que nos conduce a replantear el tema del perfil docente que responda adecuadamente al encargo social. Un aspecto al cual ninguna autoridad académica le quiere poner el cascabel al gato…




BIBLIOGRAFIA CITADA

RICHARD, E. & D. I. CONTRERAS ZAPATA. 2010. Educación ambiental para el tercer milenio, Homenaje a la Madre Tierra. Volumen I. APUNTES DE CLASES. Para capacitar, capacitadores… Editorial EcoDreams Multimedia. DL 4-1-612-10, ISBN 99905-0-536-5. La Paz, Bolivia. 366 p.

DOWNLOAD
http://www.mediafire.com/file/fzy2wzzddoj/LibroEABetaPachaMamaParteFull_VersionPrint%20EyD.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada